Monolith Arena juego tablero

MONOLITH ARENA – RESEÑA, ANÁLISIS Y RESULTADOS

En este artículo encontrarás la Reseña del juego de mesa Monolith Arena, donde te revelaremos las diferencias tácticas de las cuatro facciones que se enfrentan en esta batalla fantástica, así como las imágenes de todas sus unidades y habilidades.

Monolith Arena Juego de Mesa

INTRODUCCIÓN

Monolith Arena es un juego de combates 1vs1 (por lo general) en el que cada jugador controlará a una de las cuatro facciones que hay, cada una de las cuales con su estilo de combate.

  • Señores del Abismo: disponen de habilidades venenosas y de parálisis que utilizan contra sus enemigos. También tienen la capacidad de teletransportarse de un lugar a otro del tablero.
  • Heraldos del Bosque: la mayoría de sus unidades se dedican al ataque a distancia, además de contar con asesinos a los que les gusta atacar por la espalda. Gracias a las Runas de gran aceleración tienen la posibilidad, en muchas ocasiones, de ser los primeros en atacar durante los combates.
  • Imperio Dragón: Son los únicos que pueden utilizar la habilidad de cargar contra unidades enemigas. Añadir que disponen de las tropas mejor preparadas para resistir los ataques a distancia.
  • Guardianes del Reino: el punto fuerte de estos seres es su tenacidad, haciendo que la mayoría de sus tropas deban recibir más de una torta para palmar. Son muy majos cuando utilizan explosivos para limpiar rápidamente el tablero de unidades enemigas.

OBJETIVO

Pegarle toñas al estandarte enemigo hasta reducirle sus puntos de vida a cero. El ganador en este caso sería el que todavía permanezca con su estandarte en pie. Otra forma de terminar la partida es que un jugador robe la última loseta de su reserva, lo cual desencadenaría lo que se denomina el combate final. Tras este combate final si ningún jugador ha logrado destruir el estandarte del rival ganará aquel cuyo estandarte tenga más puntos de vida.

Los estandartes tienen 20 puntos de vida, sin importar la facción a la que pertenezcan.

DESARROLLO DE LA PARTIDA

Durante la preparación de la partida cada jugador elige una de las cuatro facciones, hace una pila boca abajo con todas las losetas de la facción escogida y sitúa su estandarte en un espacio cualquiera del tablero de juego.

El jugador inicial procede robando una de las losetas de su montón y debe decidir si jugarla, descartarla o guardarla. A continuación, el segundo jugador robará dos losetas en lugar de una. Con cada una de ellas tendrá que decidir si jugarla, descartarla o robarla.

Una vez cada jugador ha realizado su primer turno le volverá a tocar de nuevo al jugador inicial. De ahora en adelante los turnos funcionan siempre de la siguiente manera: el jugador que tiene el turno debe robar hasta tres losetas. Esto quiere decir que si, por ejemplo, en un turno anterior decidió guardar dos losetas en el actual solo robará una de su montón. Después de haber robado hasta tres losetas tiene que descartar una de ellas obligatoriamente; con las otras dos tiene opción de jugarlas, guardarlas o descartarlas también si lo desea.

Guardar una loseta implica el mantenerla boca arriba delante de vosotros para jugarla o descartarla en un turno posterior, pero implicará que en vuestro siguiente turno robéis menos losetas de vuestro montón. Descartar una loseta es ponerla en un descarte propio.

Jugar las losetas es lo que tiene más miga. Debéis saber que hay de varios tipos:

  • Campeones: son las unidades de combate, las que utilizaréis para golpear al estandarte del rival y eliminar las losetas del enemigo. En uno o varios de sus lados pueden mostrar uno o más iconos de ataque, representando el daño que harán cuando golpeen en cada una de esas direcciones. Los ataques pueden ser cuerpo a cuerpo (la unidad debe estar adyacente a otra enemiga para poder golpear) o a distancia (la unidad debe estar en línea recta respecto a la que desea atacar, sin importar el número de casillas que haya de distancia entre atacante y objetivo). Cuando juguéis a los Campeones podéis situarlos en cualquier casilla libre del tablero de juego, incluso al lado del estandarte del enemigo, orientándolas como queráis. 

  • Órdenes: Son de usar y tirar, no se colocan en el tablero de juego. Una vez utilizadas se aplican sus efectos y ya está. Cada facción dispone de su propio set de órdenes

  • Runas: las definiremos como aquellas losetas que se colocan en el tablero de juego para dopar a los Campeones o bien para dotarles de habilidades extra. Cuando se juegan se pueden orientar como deseéis, haciendo que se conecten con las unidades que deseéis mejorar. Las Runas permiten aumentar la iniciativa de los Campeones, hacer que ataquen con más fuerza, que adquieran la habilidad de ataque doble, e incluso hacen que los Campeones heridos vuelvan al campo de batalla curados. 

Las losetas de los Campeones, además de disponer de iconos de ataques cuerpo a cuerpo o a distancia en uno o varios de sus lados, pueden tener otros iconos. Estos iconos pueden representar habilidades, como son el teletransporte, la red o el veneno de los Campeones de los Señores del Abismo. Otros son sencillamente cualidades que posee el Campeón, como sería la Armadura (protege de los ataques a distancia) o la Tenacidad (la unidad dispone de más puntos de vida).

Por entrar un poco en detalle con los Combates, mencionar que se producen cuando un jugador utiliza una Orden de combate, provocando el fin de su turno inmediatamente, o bien cuando el tablero se ha llenado por completo y no le queda ningún hueco libre. Los combates se resuelven por fases de iniciativa. Todos los Campeones, incluyendo el estandarte, tienen un número en su loseta pertinente. Este número indica la iniciativa. Comenzarían atacando los Campeones que tienen iniciativa número tres, simultáneamente. Esto quiere decir que si dos unidades con la misma iniciativa se golpean mutuamente morirán ambas, a menos que habilidades como la tenacidad o las Runas de Protección eviten la muerte de alguna de ellas. Después pasarían a atacar las unidades con iniciativa número dos que queden vivas, que atacarían todas simultáneamente. Seguiríamos este procedimiento hasta que hayan atacado las unidades con iniciativa número cero. Por norma general, todos los Campeones tienen un punto de vida, así que con recibir un ataque cuerpo a cuerpo o a distancia de fuerza 1 de una unidad enemiga ya es signo de que van a morir con total seguridad.

Monolith Arena Juego de Tablero

FICHA TÉCNICA:

  • Nombre:                        Monolith Arena
  • Fecha de nacimiento:   2018 (2019 en español)
  • Nacido en:                     Editorial Portal Games (Maldito Games en España)
  • Hijo de:                         Michał Oracz (autor), Jakub Fajtanowski, Ewa Kostorz, Aleksandar Mihajlovic, Rafał Szyma (ilustradores)
  • Género:                          Juego de mesa
  • Edad:                              10+
  • Jugadores:                     2-4
  • Tiempo:                         30-45 min

ANÁLISIS Y RESULTADOS:

FRIKISMO (Originalidad, Temática):

¿Una arena en la que todo dios entra para pegar toñas a diestro y siniestro? ¡Sí, por favor! Monolith Arena me ha parecido un título bastante original y entretenido de jugar. Pocos juegos hay que no pertenezcan al género Wargame que representen una contienda con losetas hexagonales en un tablero hexagonal. Un título que pueda parecérsele mucho y que conozca un mínimo es el Land of Rivals, cuyas unidades de combate también son hexagonales y cuya acción recae sobre un tablero formado aleatoriamente por losetas también hexagonales.

Las facciones recuerdan sin lugar a dudas a las clásicas que pueden verse en cualquier libro o película de temática fantástica. La que más destaca es la de los Señores del Abismo. El resto son típicos humanos, elfos y enanos. ¿Podrían haberse inventado algo nuevo? Supongo que sí, pero imagino que lo que llama la atención es utilizar algo conocido y cambiarle la estética a lo ya visto tantas veces en el cine o en las letras de un libro. Con todo, Monolith Arena me ha parecido un juego distinto y mínimamente novedoso dentro del gran catálogo del que disponemos hoy en día, a pesar de ser muy semejante al Neuroshima Hex!, el cual no he probado y, por lo tanto, poca comparación podría hacer. Aún y así, al parecer la mecánica del juego del monolito se ha basado bastante en este Neuroshima Hex! A mí Monolith Arena me parece original porque nunca antes había jugado a un juego así, pero al parecer ya existían de semejantes. No le puntúo más alto el grado de frikismo por este motivo.

Valoración Frikismo:

HYPE (Emoción, Rejugabilidad):

A Monolith Arena le eché dos partidas antes de escribir esta reseña. La primera me dejó con una sensación de sacrificio. Sabéis que para atacar al estandarte enemigo hay que colocar las unidades que atacan cuerpo a cuerpo adyacentes a él, por lo que es altamente probable que después de golpearle viajen al cementerio igual de rápido que como entraron en la arena. ¡Una sensación de puro caos! Es mandarlas al matadero. Si sois de esos jugadores amantes de ganar la partida perdiendo el menor número posible de tropas, olvidaros porque en este título eso es prácticamente imposible. Lo que entre en el campo de batalla morirá en breve.

Adaptado a esa sensación de suicido colectivo de tropas, la segunda partida empecé a cogerle el gustillo al darme cuenta de que lo importante es la iniciativa de los Campeones. Ser el primero en atacar es fundamental, por lo que para pegar leches al estandarte enemigo lo ideal es darle de toñas con ataques cuerpo a cuerpo y a distancia de Campeones que tengan un alto nivel de iniciativa. Lamentablemente esta partida la acabé perdiendo, puesto que los Señores del Abismo son la hostia de dopados con sus habilidades de veneno y red.

Durante las primeras partidas habrá morbo por jugar de forma consecutiva, puesto que jugar con cada facción representa actuar de forma diferente. Es consecuencia de que cada una tenga su propio set de losetas, pocas hay que coincidan en varias facciones.

Valoración Hype:

CORDURA (Dificultad, Reglas):

Monolith Arena no es nada complicado de reglas. En realidad, lo básico se aprende enseguida: robar hasta tres losetas, descartar una de ellas y el resto jugarlas, descartarlas o guardarlas. Lo que representa un mínimo de complicación y lo que provoca el estar mirando el manual a menudo durante las primeras partidas es tanto detalle de iconos en las losetas de Campeones: veneno, armadura, tenacidad, maniobra, ataque a distancia, ataque cuerpo a cuerpo, teletransporte, red… A esto hay que añadir las diferentes órdenes y runas. No, no es nada difícil aprender a jugar, pero sí hay que tener cierta paciencia siendo noveles en este juego. La media de duración de una partida dominándolo es, en teoría, de 30 minutos según la caja; las dos partidas que yo jugué duraron cerca de una hora al estar aprendiendo el funcionamiento de los Heraldos del Bosque y los Guardianes del Reino. Podéis contar, para vuestro alivio, con un manual muy bien redactado y lleno de ejemplos ilustrados. No es nada pesado leérselo.

Valoración Cordura:

DELUXE (Componentes, Diseño):

Todo el material de este título me parece la mar de correcto. Las ilustraciones de las unidades, del manual, de la portada… todo en general me parece currado y detallado. La información que se recibe a través de los diferentes iconos de ataques y habilidades de las losetas de los Campeones se ve de un simple vistazo y se entiende perfectamente una vez se ha memorizado qué hace cada cosa. No da la sensación de que los iconos estén “a presión”, por decirlo de una manera.

Se agradece la aportación de las fichas de iniciativa, muy útiles para ponerlas sobre aquellos Campeones cuya iniciativa ha sido modificada, por ejemplo, a través de una Runa de aceleración. Os volvéis bastante locos cuando tuvierais que ir comprobando las diferentes fases de iniciativa de un combate si las iniciativas de vuestros campeones han sido cambiadas.

Sinceramente, no tengo nada malo que recalcar del material. Me parece una edición muy buena que no tiene nada de material sobreproducido. Tiene el contenido que debe tener.

Valoración Deluxe:

GALERÍA:

Todas las losetas de facciones  sobre nuestro Tapete para juegos de mesa.

previous arrow
next arrow
Full screenExit full screen
Slider

CONCLUSIONES:

Monolith Arena sí es un juego que adquiriría para mi ludoteca personal. Por un lado, porque como juego para dos jugadores va de lujo. Después, que no tengo nada semejante, y como yo busco cosas que me impresionen un mínimo, este está en la lista de deseados. Sencillo de aprender, de dominar gracias a su manual bien redactado, de partidas rápidas y de entre turnos nada pesado.

Aunque es cierto que al comienzo de esta reseña recalqué que es un 1vs1, el título da opción a jugar 2vs1 y 2vs2. No hablaré sobre el funcionamiento de estos modos, porque no he podido testearlos. Los menciono para que sepáis que es posible jugar más de dos jugadores.

El título tiene también un modo de juego adicional que utiliza los monolitos. Básicamente se utilizan para añadir un factor sorpresa a las partidas. El monolito de cada jugador oculta desde buen comienzo de la partida dos losetas que pueden ser desplegadas dentro del turno del jugador activo para sorprender a los rivales. La utilidad de los monolitos es planificar una estrategia durante la preparación de la partida y colocar en él las losetas favoritas para tenerlas disponibles desde el principio, sin necesidad de esperar a que aparezcan al azar cuando se robe turno tras turno del montón de losetas. Con todo, esto de los monolitos creo que deberían haberle dado algo más de “chicha”, ya que para llamarse el juego Monolith Arena tampoco es que representen un papel muy importante.

Un punto fuerte que tiene Monolith Arena, aparte de que es fácil de aprender a jugar y de partidas cortas, es que desplegado ocupa nada y menos. El tablero no es nada grande si lo comparamos con el de juegos como Juego de Tronos, Senji, Arkham Horror… además de que se prepara muy rápido, en menos de cinco minutos está todo listo para darle caña.

Definitivamente, Monolith Arena me ha gustado mucho y espero poder tenerlo en mis estanterías en breve. Como digo siempre, con los juegos no basta con probarlos una sola vez, a veces hay que darles una segunda oportunidad.

[Total:1    Promedio:4/5]
 

Dejar un comentario

Ir arriba